¿Cómo puede ser utilizada la información obtenida del Big Data?

big data net4cloud

¿Cómo puede ser utilizada la información obtenida del Big Data?

En la década de los años noventa, el informático estadounidense John Mashey publicó un artículo titulado: “Big Data and the Next Wave of Infrastress” (Big Data y la próxima ola de Infrastress), en el que hacía referencia al posible estrés que sufrirían las infraestructuras físicas y humanas de la informática, debido al imparable tsunami de datos que se proyectaba desde ese entonces. En la actualidad, según la Unión Europea, se generan aproximadamente 1.700.000 de bytes por minuto, lo que equivale a 360.000 DVD´s. Pero, esto es un cambio que apenas comienza porque se espera que en los próximos cinco años se dupliquen estos números.

Cada clic o ingreso a una página web es un rastro:

Cada vez que ingresa a Amazon genera un registro, es decir, un dato. Cuando paga con su tarjeta la compra del supermercado, también deja un rastro de qué ha comprado y a qué precio. Igualmente, cuando opina en sus redes sociales, sube imágenes, realiza compras online o utiliza una app, el Big Data sabe un poco más de sus gustos.

De igual forma sucede cuando sube a un avión, habilita el GPS de su automóvil, cuando llama a una empresa y le indican que por razones de seguridad, la llamada quedará grabada. De eso trata el Big Data, es el término que reúne las labores de almacenar, clasificar, analizar y compartir gran cantidad de información. Mientras, el Internet de las cosas es considerado como el medio o canal desde donde se toma la información del contexto, Big Data sería el proceso operativo que traduce ese dato en contenido de relevancia y su objetivo es predecir el tiempo, analizar parámetros, vender más y mejor e incluso, mejorar la eficiencia operativa de las empresas.

La lista de aplicaciones que emplea Big Data es cuantiosa. Por ejemplo, gracias a los datos emitidos por las tarjetas SIM de los celulares permite localizar a los usuarios y en combinación con imágenes de satélite, podría ser de gran utilidad para seguir y medir en tiempo real campañas de vacunación.

¿Ciudades inteligentes?

En el uso del Big Data a nivel doméstico, la empresa española Green Momit encontró su nicho de mercado, puesto que diseña y fabrica dispositivos que se adapten a los hábitos de consumo energético del consumidor. Posteriormente, con los datos recabados pueden automatizar el comportamiento de los sistemas para mejorar su eficiencia y el confort de los hogares. Además, ofrecen a las empresas la posibilidad de consultar esos datos para que puedan optimizar sus sistemas de producción, predecir comportamientos en su red y prever demandas de consumo de energía. Su primer producto fue un termostato Wi‑fi inteligente, que puede ser controlado desde cualquier dispositivo móvil, iniciativa empresarial que los hizo ganadores de la edición española del SmartCamp de IBM.

Y esto no solo se logra en cada casa, a nivel individual, sino que se aplica para cualquier tipo de objeto que se comparta en una determinada comunidad, calle o autopista. Se trata de la revolución de los objetos conectados, como una especie de fusión de los humanos con los dispositivos conectados.

Los expertos indican que cada vez habrá más ciudades inteligentes como resultado de la gran conexión de cosas a la Red, por lo que se optimizaría problemas de tráfico, red de transportes públicos, gestión del agua y energía, seguridad ciudadana, entre otros. Mayer-Schönberger, distinguido profesor de Tecnología e Internet en la Universidad de Oxford, define el Big Data como “la capacidad de la sociedad para asimilar la información mediante vías novedosas con el objetivo de producir conocimiento, bienes y servicios de valor significativo”.

¿A dónde va la data obtenida?

En la era del Big Data, las empresas están reuniendo información a una velocidad vertiginosa y las estrategias tradicionales de almacenamiento no pueden mantener el ritmo. Los datos almacenados crecen 35% al año, lo que significa que los departamentos de TI deben duplicar su capacidad de almacenamiento cada 24 a 30 meses. Sin tomar en cuenta que estos mecanismos de guardado deben ser los suficientemente seguros, prácticos y versátiles, puesto que la data obtenida será utilizada por variedad de departamentos.

La nube ha llegado para cambiar y facilitar el desempeño laboral. En la actualidad, podemos responder en tiempo casi real a nuestros clientes. Lo que antes era idealizado hoy es vital, las exigencias del mercado nos obligan a implementar herramientas versátiles, de alta seguridad y sobretodo de fácil usoContáctenos y paso a paso le indicamos cómo instalar la herramienta en su computador. ¡Es muy fácil¡

Las cinco características más importantes del Big Data en los negocios

cinco caracteristicas del big data

Las cinco características más importantes del Big Data en los negocios

El Big Data es conocido como el procedimiento de gestión y análisis de enormes volúmenes de datos, que debido a sus características de obtención no pueden ser tratados de manera convencional, puesto que superan los límites y capacidades de las herramientas de software habitualmente utilizadas para la captura, gestión y procesamiento de datos. Este mecanismo nace con el objetivo de convertir los datos en información que facilite la toma de decisiones, incluso tener la posibilidad de contar con información en tiempo real, en el preciso momento en que se recoge.

En la actualidad, el Big Data está siendo tratado como una oportunidad de negocio, es decir, es un medio para entender el perfil, las necesidades y el sentir de los clientes con respecto a los productos y/o servicios vendidos, lo que le permitirá a los profesionales y/o ejecutivos adecuar la forma en la que sus estrategias interactúan con sus clientes y cómo les prestan el servicio.

Características del Big Data: Las 5 Vs diferenciadoras

Algunas empresas alrededor del mundo comenzaron a dar sus primeros pasos con el Big Data y han invertido parte de sus presupuestos a la investigación y procesamiento de los datos obtenidos. De acuerdo con sus experiencias, los especialistas han resaltado cinco características de gran importancia para describir a profundidad el fenómeno, a modo de las cinco Vs del Big Data: Volumen, Variedad, Velocidad, Veracidad y Valor del dato.

  • Volumen: El concepto de volumen es muy variable y cada día que pasa se eleva lo que podemos considerar como grandes volúmenes de datos. Sin embargo, al hablar de Big Data se refiere a volúmenes que superan la capacidad del software convencional, de modo que los datos no pueden ser manejados y gestionados. Por lo general, cuando se habla de grandes volúmenes se trata de Terabytes o Petabytes, por lo que los proyectos de Big Data permiten incluir informaciones sumamente detalladas y específicas que, hasta la fecha, no se utilizaban debido a que la tecnología no podía procesarlos en un tiempo razonable.
  • Variedad: La información que procesan los Datawarehose o mecanismos convencionales, es información estructurada que ha pasado por numerosos filtros de calidad para poder garantizar que la información de salida tiene una precisión y una exactitud determinada. Sin embargo, con el Big Data se obtiene información que puede estar estructurada, semiestructurada o no tener ninguna estructuración, es decir, puede ser data tomada desde páginas web, redes sociales, formularios o solo con conectarse a Internet o con objetos interconectados a la web, mejor conocido como Internet de las cosas.
  • Velocidad: Se refiere a la rapidez con que los datos se reciben, se procesan y se toman decisiones a partir de ellos. Para la mayor parte de los sistemas tradicionales les es imposible analizar de forma inmediata los grandes volúmenes de datos que les llegan. No obstante, con la utilización de los sistemas de Big Data es posible e incluso, se pueden realizar mediciones en tiempo real, dependiendo de las necesidades o demandadas de cada tipo de empresa y así, ofrecer ofertas personalizadas, atender algún requerimiento o dificultad al instante o sencillamente medir el pulso o impacto de los productos y/o servicios con respecto a la demanda en el mercado.
  • Veracidad: La veracidad se refiere a la confianza de los datos o información obtenida. Big Data se trata de extraer datos de calidad eliminando la imprevisibilidad inherente de algunos sistemas convencionales como el tiempo o la economía, de manera que las empresas puedan llegar a una correcta fase de toma de decisiones.
  • Valor: El valor es relativo, es decir, la importancia del dato se la dará cada negocio, sus objetivos y las estrategias que aplique para la medición. Por ejemplo, saber qué datos son los que se deben analizar es fundamental para una empresa y definirá enormemente la utilidad de la herramienta del Big Data.

¿Se ha preguntado el valor que tiene su información y de perderla cómo podría impactar en su negocio? Tome medidas preventivas con su información y ahórrese pérdidas irreparables. Consúltenos, lo asesoramos en todo el proceso de migración  a la nube virtual.

El Internet de las cosas: el mundo de los objetos inteligentes

Transformación digital

El Internet de las cosas: el mundo de los objetos inteligentes

Son variados los conceptos que encontramos en la web sobre lo qué es el Internet de las cosas o “Internet of Things” (IoT siglas en inglés), pero esto término que para ser comprendido con todo su auge y alcance, es necesario diferenciarlo entre teorías y transformarlo en realidades y acciones concretas. Por ejemplo, ¿se imagina que un frigorífico le avise la fecha de caducidad de los productos que compre?  O ¿que los zapatos deportivos que utilice para correr registren en la nube las estadísticas de su actividad deportiva semanal? Estos cuestionamientos son algunas de las aplicaciones del Internet de las cosas que no es más que una revolución en las relaciones entre los objetos y las personas, puesto que estas “cosas” estarán conectadas entre ellas y con la red de Internet, de manera que transmitirán datos en tiempo real.

Si bien, que los inodoros analicen su orina y le recomienden una dieta o asistir al médico, o si el cepillo de dientes le alertara de cualquier pequeña caries y pidiera por usted cita en el dentista, la idea en general que busca transmitir el Internet de las cosas es que cosas cotidianas se conectan a Internet para producir data, transformarla en información y hacer su vida más fácil. Sin embargo, este término es mucho más profundo e incluso completo. Para entender esta transformación, es necesario comprender que sus fundamentos no son nuevos. Desde hace unos 30 años, diversos investigadores están trabajando con el objetivo de volver más interactivos todos los objetos de uso cotidiano. Ideas como el hogar inteligente o como la casa del mañana han evolucionado hasta llegar a lo que hoy conocemos como el Internet de las cosas.

El IoT potencia objetos que antiguamente se conectaban mediante circuito cerrado, como comunicadores, cámaras, sensores, permitiendo comunicarse globalmente mediante el uso de la red de redes con la clave de operación remota. Es decir, cada uno de los objetos conectados tiene una IP específica y, gracias a ello,  puede ser accedido para recibir instrucciones, así como  también se puede conectar con un servidor externo y enviar los datos que recoja. De manera que, esas conexiones se transformen en data que puede ser procesada, punto en donde también converge el concepto de Big Data.

Debido al sistema RFID (siglas de radio frequency identification, es decir, “identificación por radiofrecuencia”), al integrar un chip de pocos milímetros en cualquier objeto del hogar, del trabajo o de la ciudad, se podrá procesar y transmitir información constantemente. Las investigaciones arrojan que en menos de tres años, en el  2020 entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos se conectarán a Internet, con el fin de proporcionar a los ciudadanos una serie de servicios y aplicaciones inteligentes sin precedentes.

Según Hans Vestberg, CEO de la compañía Sony Ericsson, el impacto y los beneficios del Internet de las cosas serán considerables: “Si una persona se conecta a la red, le cambia la vida. Pero si todas las cosas y objetos se conectan, es el mundo el que cambia”. El Internet de las cosas es uno de los grandes pasos hacia la completa digitalización del mundo físico y es un cambio que tenemos más cerca de lo que imaginamos. Por ello, lo invitamos a dar sus primero pasos en el entorno digital. Conozca nuestra nube de almacenamiento y tenga el control total sobre su información. Pruebe Net4Cloud gratis por 30 días y blinde su información contra cualquier externo o amenaza. Nosotros le explicamos cómo